Si estás desesperado porque tu bebé no duerme...

Descubre los CINCO PASOS que harán DORMIR A TU BEBÉ TODA LA NOCHE

Lograr que tu bebé duerma toda la noche HOY PUEDE SER UNA REALIDAD

Así es. Tú y tu bebé pueden DESCANSAR PLÁCIDAMENTE TODA LA NOCHE, sin interrupciones, aplicando 5 simples pasos que borrarán DEFINITIVAMENTE el cansancio y la desolación de tu rostro.

Solo tienes que leer esta carta hasta el final, no te tomará mucho tiempo y podrías cambiar hoy mismo tu situación…

¿Conoces esta historia?

Tu bebé ¡al fin! se ha dormido. Te lavas rápidamente la cara, cepillas tus dientes y corres a la cama tú también, para no perder un solo segundo de descanso.

Apenas unos minutos después, escuchas su llanto: ese chillido que reconocerías donde quiera que vayas, y que ya tienes grabado en tu cerebro.

Te levantas, lo calmas, se duerme, te duermes… Y al poco tiempo, la situación se repite. ¡Y así será toda la noche!

¡Yo he estado allí!

Hola, me presento, mi nombre es Claudia Cervantes, y hace dos años atrás recibimos la hermosa noticia de que íbamos a ser padres por primera vez.

Sentí una mezcla de felicidad, ansiedad y temor por esa nueva etapa que estaba por comenzar. Pero el panorama cambió por completo cuando acudimos a mi primera ecografía…

Mientras pasaba el dispositivo sobre mi panza, el rostro del médico se fue transformando en un gesto de asombro.
¿Estaba todo bien? Afortunadamente sí… Pero con muchísima emoción, el médico nos anunció que no íbamos a tener UN bebé… ¡sino TRES!

¿Puedes imaginarlo? ¡Íbamos a ser padres de TRILLIZOS!

Pasada la primera sorpresa y gracias a los cuidados y recomendaciones que nos dio el médico, la pasé muy bien todo el embarazo.

Los tres niños nacieron sanos y si bien pasaron unos días en la maternidad para llegar a su peso, pronto estuvimos en casa, ¡los cinco!

Y comenzó la pesadilla

Me gustaría decirte que los bebés (dos niñas y un varón) llegaron a casa y fuimos una familia feliz. Sabíamos que los bebés recién nacidos tardan un tiempo en regularizar su sueño, y también sabíamos que en nuestro caso la experiencia iba a ser un poco más extenuante…

Sin embargo, nunca creí que toda la alegría que sentíamos por ser papás, iba a ser enterrada bajo una capa de desesperación, angustia, cansancio y llantos continuos.

¡Parecía un cuento de nunca acabar!

Durante el día los bebés se mantenían un poco más calmados, incluso dormían siestas juntos. Pero por las noches, comenzaba lo peor.

En esa época, mi esposo trabajaba y debía estar en la oficina a las 8 de la mañana. Habitualmente, mi esposo y yo nos íbamos a dormir a las 10 de la noche, pues a ambos nos gusta descansar bien para despertarnos realmente frescos.
Pero los bebés no entendían de horarios. Pasaban las 10, las 11… llegaba medianoche, y ninguno de ellos tenía intenciones de dormir.

Cuando lográbamos dormir al niño, seguramente había que limpiar a una de las nenas, mientras mi esposo acunaba a la otra bebé. Cuando al fin acostábamos a las niñas, a los pocos minutos se despertaba el niño, y se armaba nuevamente una cadena de llantos.

Nos turnábamos con mi esposo para dormir, pero cuando tienes tres bebés, y todos lloran al mismo tiempo, teníamos que colaborar los dos porque era imposible calmarlos.

Ya va a pasar…

Los días pasaban y la situación no mejoraba. Ya no sabíamos qué hacer para dormir a nuestros bebés, y dormir nosotros también.

El cansancio estaba haciendo estragos en nosotros. Estábamos agotados e irritables. El rendimiento laboral de mi esposo había caído a un nivel que ya preocupaba a su jefe. De hecho, su jefe le propuso a mi esposo que tomara unas vacaciones para recuperarme un poco… ¡pero el infierno estaba en nuestra propia casa! Mi esposo NO necesitaba vacaciones en el trabajo, ¡sino vacaciones de mis hijos!

Nuestro pediatra de cabecera nos daba cientos de recomendaciones, algunas con mejor éxito que otras. Pero su respuesta ante nuestra desesperación, era que todo cambiaría cuando los bebés crecieran un poco.

Cuando pasaron 4 meses y todo seguía igual, comenzamos a buscar todas las soluciones posibles.

Leíamos cuanto libro existiera con consejos para calmar bebés irritables, comenzamos a participar en grupos de padres que compartían sus experiencias, consultamos varios médicos más…

Fue un largo peregrinar, un larguísimo recorrido por distintos consultorios, diferentes especialistas… ¡incluso psicólogos! Créeme que no era nada fácil, especialmente porque estábamos literalmente extenuados, devastados. Sin embargo, nuestro amor por los niños y nuestra familia nos daba fuerza, sacábamos energía que muchas veces creíamos completamente agotada.

La luz a la salida del túnel

Poco a poco, y tras muchas pero muchas pruebas con distintas técnicas y métodos, aprendimos a reconocer las señales que, a su modo, nos daban nuestros bebés.
Descubrimos también nuevos secretos y técnicas que nos daban resultados REALES. Nuestros bebés comenzaron a dormir mejor, ¡y nosotros también!

Había valido la pena recoger tanta información y recomendaciones. Muchas de ellas eran solo mitos, e incluso alteraban más a los niños, pero otras técnicas, correctamente aplicadas y combinadas, tenían un efecto realmente claro sobre el sueño de nuestros hijos.

¡Estábamos comenzando a VIVIR nuevamente!

Con mi experiencia, pude vivir en carne propia y comprender cómo funciona ese horrible método de tortura que es no dejar dormir a la pobre víctima.

Sabía que existía eso, pero no creía que fuera tan desgastante. Sin embargo… la falta de sueño es definitivamente una de las peores torturas que puede sufrir un ser humano.

De hecho, no descansar lo necesario, afecta seriamente tu salud.

La falta de sueño…

  • Rompe los mecanismos que nos protegen de depresiones y enfermedades mentales.
  • Se relaciona directamente con el bajo rendimiento laboral, el humor cambiante y la depresión.
  • Aumenta el riesgo de diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, depresión o ansiedad.
  • Favorece el estrés y la fatiga diurna, los problemas metabólicos de sobrepeso y los trastornos gástricos.
  • Suma una posibilidad 10 veces mayor de sufrir un accidente de tráfico o laboral.

De modo que al lograr que nuestros hijos durmieran toda la noche (o al menos gran parte de ella), mi esposo y yo comenzamos a sentir que RESPIRÁBAMOS NUEVAMENTE:

  • Nuestros bebés dormían mejor, y estaban más apacibles durante el día.
  • Nosotros comenzamos a despertarnos más frescos y de mejor humor.
  • Dejamos de discutir tanto, ya no estábamos tan irritables ni agresivos.
  • Mejoró nuestro aspecto, incluso podíamos dedicar más tiempo para arreglarnos un poco y sentirnos más atractivos.
  • Recuperamos el deseo y volvimos a tener sexo (¡Yujuuuu!).
  • Al estar nosotros más tranquilos, también cambio nuestra relación con los bebés, y esto mejoró aún más sus ritmos del sueño.
¡¡Y lo mejor de todo es que tú también puedes lograr que tu bebé duerma toda la noche, y recuperar tu ánimo!!

Las técnicas y consejos que nos dieron resultado a nosotros, también servirán para hacer dormir a tu bebé. Son métodos muy simples de implementar, que harán maravillas en tu vida diaria.

Durante nuestra etapa de “prueba y error”, me tomé el trabajo de anotar los métodos y los descubrimientos que nos daban resultado, y todas las recomendaciones realmente útiles que recibimos en nuestro peregrinar por infinidad de consultas médicas y diversos profesionales.

También están los consejos de padres con familias numerosas, de docentes especializados en la sección maternal, y asistentes de la nursery de la clínica donde cuidaron a nuestros bebés los primeros días de vida.

¡Estaba tan desquiciada y desesperada por encontrar una solución, que llevé un registro diario y detallado de las distintas cosas que nos sucedían!

Al poco tiempo de esta mejora en nuestra calidad de vida, un matrimonio amigo nos preguntó cómo habíamos logrado, al fin, que nuestros bebés durmieran toda la noche. Ellos tenían el mismo problema: su bebé recién nacido los tenía toda la noche en vela, a ellos y a su hermanito mayor.

Le conté algunas de nuestras técnicas, y le presté mis anotaciones… al poco tiempo, mi amigo me llamó realmente agradecido.

“¡Deberías publicarlo!”, me dijo emocionado.
“¡Muchísimos padres te estarían eternamente agradecidos por compartir con ellos estos valiosísimos consejos!

Su idea quedó dando vueltas en mi cabeza… Hasta que una mañana, tomé mis anotaciones, las organicé, les di forma….

Y escribí un libro fácil de leer, con consejos prácticos y las técnicas más efectivas para hacer dormir a un bebé… ¡yo las apliqué con tres bebés al mismo tiempo, y FUNCIONÓ

Este libro se llama…

CUENTA HASTA CINCO…
Y TU BEBÉ DORMIRÁ TODA LA NOCHE

Esta guía, en realidad es como tener junto a ti a un equipo de expertos que te dirán qué hacer en cada caso, para que tu bebé duerma.

¿Por qué “Cuenta hasta cinco…”?

Porque el libro está organizado en cinco secciones que abarcan los cinco puntos clave que debes tener en cuenta cuando estás intentando cambiar los hábitos de sueño de tu bebé, y acostumbrarlo a dormir varias horas durante la noche:

  • Los problemas físicos
  • Las rutinas y los horarios
  • La habitación del bebé y el ambiente de descanso
  • Los accesos de llanto
  • Consejos y trucos adicionales

¿Por qué “… Y tu bebé dormirá toda la noche”?

Porque en este manual de ayuda para padres desesperados, encontrarás soluciones que harán dormir a tu bebé durante toda la noche:

  • Aprenderás a reconocer posibles problemas físicos que afectan el sueño de tu bebé y cómo reaccionar en cada caso
  • Descubrirás qué cosas alteran a tu bebé y qué cosas lo ayudan a dormir mejor
  • Aprenderás a implementar una rutina adecuada para que tu bebé reconozca que ha llegado la hora de dormir…. ¡y se duerma!
  • Encontrarás consejos para descargar tus tensiones y enfrentar la situación sin desesperarte
  • Comprenderás el ritmo del sueño de tu bebé y qué debes hacer para modificarlo y enseñarle a distinguir el día de la noche
  • Te dará seguridad en ti mismo pues sabrás que estás haciendo bien las cosas
  • Tendrás la tranquilidad de que estás haciendo lo mejor para dormir a tu hijo
  • Sabrás qué hacer para que tu bebé se vuelva a dormir rápidamente cuando despierta en medio de la noche
  • Eliminarás los posibles peligros de la habitación del bebé para que duerma siempre seguro
  • Aprenderás los errores más comunes que cometemos los padres a la hora de hacer dormir a nuestros bebés y cómo (y por qué) evitarlos
  • Sabrás hasta qué punto es saludable que tu bebé llore un poco, con el “Metodo del Llanto”
  • ¡Y muchos más consejos y trucos extra!

Quizá te estés preguntando…

Pero Claudia… ¿funcionarán estas técnicas con MI BEBÉ?

Mi respuesta más sincera, es que si realmente estás decidido a hacer el esfuerzo, te comprometes y aplicas las recomendaciones del libro, poco a poco tu bebé aprenderá a dormir toda la noche, o gran parte de ella.
Pero tienes que estar dispuesto a implementar ciertas rutinas y respetar tú mismo una serie de horarios y rituales. No servirá de mucho si un día haces una cosa, y te olvidas de cumplirla los dos días que siguen.

Los bebés (y los adultos también), somos seres “de costumbre”. Es decir que si te lo propones, puedes instalar hábitos y costumbres en tu hijo, que no solo lo harán dormir mejor, sino que también lo ayudarán a crecer de forma saludable.

¡Y también te harán más saludable a ti!

Por supuesto, tengo que decirte que si tu bebé es apenas un recién nacido, tendrás que pasar un periodo de inestabilidad completamente normal. Si esperas que tu bebé de 15 días de edad duerma 10 horas por noche, seguramente este libro no te dará resultado.

¡Tus expectativas y tus objetivos deben ser realistas!

Pero si quieres ir guiando a tu bebé para que cada vez duerma mejor, vale la pena intentarlo.

Si tu hijo ya tiene la edad suficiente para dormir unas cuantas horas seguidas por noche, entonces este libro te dará las claves más eficaces para desterrar hábitos inadecuados y traer nuevamente algo de paz a tu hogar.

De hecho, todos los padres que han seguido mis recomendaciones, ¡me han llamado profundamente agradecidos!

¡Pero este libro debe valer una fortuna!

Seguramente estás pensando, que con tantos beneficios para ti, tu bebé y tu familia, este libro vale muchísimo dinero.
Hagamos cuentas juntos, sumemos las gran cantidad de consultas a distintos médicos y especialistas que tuve que pagar para obtener este conocimiento.

Agreguemos las horas de mi tiempo y la experiencia que fui adquiriendo para filtrar y descubrir qué métodos funcionan y cuáles NO.

Y por qué no contar también la cantidad de cosas que compré: chupetes de mil formas distintas, biberones, adornos con música, luces de distinta tonalidad… cosas que en su mayoría, no eran necesarias… ¡Y multiplicadas por 3, para mis trillizos!

¡Obtener esta información y hacer estas pruebas por tu cuenta, no te costaría menos de U$1000 !

De modo que, si tuviera que ponerle un precio a mi libro, pensando en los beneficios que te dará, ¡te diría que es invaluable!

Pero yo sé cuánto te servirá mi libro, y realmente deseo que todos los padres, novatos o experimentados, que padezcan este problema de tener un bebé que no duerme puedan contar con esta información, y consultarla las veces que quieran.

Por eso he decidido venderlo a tan solo U$17 U$7.

¡Síiiii, leíste bien! ¡SOLO U$17 U$7!

¡Es decir que si presionas AHORA MISMO el botón de compra, pagarás solo U$ 17 U$ 7!

Claudia, necesito hacer que mi bebé duerma, ¡quiero tu libro!

¿Cómo hago para comprarlo?

Te felicito, te aseguro que no te arrepentirás. El libro está en formato 100% digital, y podrás descargarlo de forma INMEDIATA.

Solo tienes que presionar el botón “ORDENAR AHORA”. Se abrirá una ventana completamente segura para que introduzcas los datos del pago, y apenas unos segundos después recibirás en tu bandeja de entrada un enlace para descargar tu libro.

¡Es realmente sencillo, rápido y seguro!

Haz clic en el botón ORDENAR AHORA y adquiere

CUENTA HASTA CINCO…
Y TU BEBÉ DORMIRÁ TODA LA NOCHE

Pagar $7 USD
¡Ah, me olvidaba!

TENGO ALGO MÁS PARA TI:

Mi Garantía de Satisfacción de 60 Días

Tengo tanta seguridad de que con CUENTA HASTA CINCO… Y TU BEBÉ DORMIRÁ TODA LA NOCHE podrás hacer dormir mejor a tu bebé, que te ofrezco también una GARANTÍA DE SATISFACCIÓN ABSOLUTA.

Si la información del libro no te sirve, y si aplicas las técnicas y recomendaciones del libro, pero no logras los resultados esperados antes de los 60 días de haber hecho tu compra… ¡te devolveré el 100% de tu dinero!

Sin preguntas y sin vueltas. Solo tienes que enviar un mail a devoluciones@comodormirbebes.com y te reintegraré el valor del libro.

¿Todavía estás aquí, dudando?

¿Cuántas noches más vas a esperar? ¿O acaso quieres llegar a un extremo en el que no haya retorno? ¡Recuerda que está tu salud y tu equilibrio físico y emocional en juego!

Tu bebé merece que lo disfrutes, y no convertirse en una pesadilla. Ser padre es una experiencia que debes disfrutar plenamente. Date esa oportunidad HOY. Mañana, quizá sea demasiado tarde…

Haz clic en el botón de ORDENAR AHORA y tu testimonio será un caso de éxito más.

Gracias por dedicarme este tiempo,

Sinceramente,

 


Claudia Cervantes

PD: ¿Vas a seguir sintiéndote como un zombi, teniendo la solución a tu alcance y a precio promocional? ¡No tienes nada que perder y podrías comenzar HOY mismo a cambiar tu vida!

PD 2: Un bebé que duerme varias horas, no solo crece mejor sino que también tiene un carácter más tranquilo cuando está despierto. Además, adquirir los hábitos desde pequeño lo ayudarán a dormir mejor en su niñez, e incluso cuando sea adulto. Descarga el libro ahora, tu hijo te lo agradecerá toda la vida.