La noche y el día hacen la diferencian

Existen regiones del planeta en donde seis meses son de noche y seis meses de día, pero en el resto de los países se diferencia nítidamente la una del otro. ¿Será porque es importante diferenciarlos? Aunque algunas profesiones requieren del trabajo nocturno y deben modificar sus hábitos y costumbres, para dormir de día, en la mayoría de las actividades, se duerme de noche y se trabaja de día.

El entorno se adecua para que las noches sean más tranquilas, serenas y silenciosas, y de esta manera facilitar el descanso y el sueño. La prueba es que cuando intentas dormir de día, se te dificulta hacerlo, no descansas lo suficiente, y hasta llegas a sentir que hubieras perdido el tiempo.

Los bebés necesitan también aprender a diferenciar el día de la noche, el espacio para desplegar las actividades del espacio para descansar y calmar los ánimos, el momento de estar despierto del momento de dormir. ¿Cómo lograr esta diferencia que parece obvia?

Para ti parece muy clara la diferencia entre el día y la noche, y pareciera que no merece dedicarle un aparte especial. Sin embargo, se ha detectado que para el bebé no es tan obvia la diferencia, y que al no hacerlo le afectará en su aprendizaje para dormir de noche, que se demore más en hacerlo, que lo haga en forma intermitente, y que se sincronice con tus necesidades de actividad diaria.

En el propósito de que el bebé diferencie el día de la noche, contarás con estrategias y técnicas, ayudas y herramientas de apoyo. La estrategia se encaminará a que el bebé asocie la noche con el descanso y el día con la actividad. La técnica consistirá en que durante el día exista ruido y mucho movimiento, mientras que en la noche se sobreponga el silencio y la paz. Para las ayudas, podrás apegarte a la música y los sonidos, de mayor y menor intensidad, ritmo y volumen. En lo que refiere a las herramientas, te podrás apoyar en tu propio tono de voz, en tu expresión y comportamiento.

La noche y el día hacen la diferencia para que el bebé se acostumbre a dormir en el período más apropiado, con la intensidad que necesita, y la profundidad que merece su cuerpo, mente y aparato emocional.

Busca siempre que el bebé utilice todas sus energías durante el día, se mantenga despierto, realice ejercicios, se mantenga alerta y en disposición de juego. De esta forma, la noche le llegará con una necesidad inmensa de descanso y la más adecuada para dormir y recuperar sus fuerzas utilizadas. Este comportamiento será el mejor para todos.

Si deseas conocer los 5 pasos para que tu bebé duerma toda la noche, te recomiendo que des click aquí.

 

 

Leave A Reply (No comments So Far)

No comments yet